Análisis rápido

Algunas observaciones clave en relación con las NDC nuevas y actualizadas en 2021

Cuando se analizaron las 18 primeras NDC nuevas y actualizadas en diciembre de 2020 (véase más abajo), la prevalencia de las referencias al género y/o a las mujeres sugería una mejora con respecto a las primeras INDCs/NDCs presentadas y analizadas en 2016. Los últimos análisis presentados en este sitio, que incluyen todas las CND presentadas hasta abril de 2021, respaldan esa tendencia continua: la mayoría de las más de 40 CND nuevas y actualizadas hacen referencia a las mujeres y/o al género, y varios países en desarrollo están reconociendo la importancia de esta inclusión en sus CND.

  • Establecimiento de expectativas: Esta tendencia a que las Partes reconozcan cada vez más el papel que desempeña la igualdad de género se ve respaldada por las indicaciones específicas de la "información para facilitar la claridad, la transparencia y la comprensión" esbozada por la COP24, que varias Partes incluyeron como anexo. El trabajo de promoción, como el realizado por el grupo de mujeres y género para garantizar que la información de planificación que se menciona en la Decisión 4/CMA.1 - "Acuerdos institucionales nacionales, participación pública y compromiso con las comunidades locales y los pueblos indígenas, de manera que se tenga en cuenta el género"- incluya el género, debe ser reconocido por crear la expectativa de que la sensibilidad al género es importante. Varios países sólo mencionaron sus compromisos con la igualdad de género y los procesos sensibles al género en respuesta a esta solicitud, y aunque no son tan sólidos como la integración más transversal de algunos NDCs en todos los sectores, esta codificación es valiosa y puede proporcionar un punto de partida para una mayor atención en el futuro.
  • El proceso es importante: De hecho, los detalles de los procesos participativos fueron mucho menos mencionados en las INDCs/NDCs originales que en estas NDCs nuevas y actualizadas. De nuevo, la mayoría de las CND nuevas/actualizadas hasta abril describen cómo se diseñaron con las aportaciones de las partes interesadas, como los jóvenes, los pueblos indígenas y la sociedad civil. La justicia de género sólo puede lograrse si hay oportunidades para la participación significativa de las mujeres y las niñas en toda su diversidad, y si la CND puede configurarse para servir a las necesidades de las comunidades. Aunque si los procesos esbozados por las NDC fueron adecuados es algo que deben comentar los defensores del país (y los análisis publicados pueden enviarse a través del formulario de recursos del GCT), la aspiración y la intención de demostrar la inclusión y la aportación es una tendencia positiva.
  • Acción climática: Asimismo, estas NDC nuevas/actualizadas fueron más sólidas a la hora de proporcionar detalles sobre sus mecanismos de aplicación y seguimiento, haciendo referencia a planes de acción como marcos legislativos, planes institucionales y estrategias. Estos detalles estaban presentes en alrededor de la mitad de las NDC de estas mismas Partes en 2016, y ahora más de tres cuartas partes han detallado cómo van a aplicar y/o supervisar los avances esbozados en sus NDC. Estos detalles son vitales para garantizar que las promesas no son vacías y permiten a los defensores exigir a sus gobiernos que rindan cuentas sobre el trabajo sustantivo hacia la justicia de género.
  • Igualdad de género: La forma en que las Partes integraron sus referencias de género siguió variando de lo breve a lo sustantivo, pero en comparación con 2016, hubo una mayor probabilidad de que estas declaraciones indicaran en general la sensibilidad de género. Ya sea apoyando la igualdad de género como principio (y apuntando a la legislación, por ejemplo, garantizando los derechos de las mujeres), o comprometiéndose a la sensibilidad de género en el diseño de políticas, programas y prácticas, estas menciones más principistas tendieron a desdibujar las distinciones entre la adaptación y la mitigación que fueron más ilustrativas durante la primera ronda de NDC, donde la referencia más probable al género o a la mujer fue en términos de adaptación.

Algunas observaciones clave en relación con los NDC nuevos y actualizados en 2020 (para más información, ver la sección de Igualdad de Género y Empoderamiento de la Mujer en los NDC nuevos y actualizados):

  • 7 de los 14 NDC actualizados, que fueron analizados, incluyen una referencia a las mujeres o al género. De estos, varios integran el género en todos los temas y lo utilizan como enfoque transversal para la planificación y la acción climática, mientras que las referencias de otros son menos sustantivos.
  • 4 de los 4 nuevos NDC, el segundo para sus respectivas Partes, incluyen una referencia a las mujeres o al género. Si bien, el alcance de esta inclusión varía, algunos ejemplos, encabezados por las Islas Marshall (la primera Parte que presentó su segundo NDC), son sólidos en cuanto a la integración del género.
  • Noruega es el único país del Anexo I que, hasta ahora, ha incluido una referencia a las mujeres o al género, lo que ya supone una mejora con respecto al Anexo I que se presentó en 2016, en el que ninguna de las Partes del Anexo I incluyó dicha referencia.
  • Varias Partes que no hicieron referencia a las mujeres o al género en 2016 lo hicieron en estos NDC, algunos de forma, bastante sustantiva.

Algunas de las observaciones más sobresalientes de los NDC presentados son:

  • En total, 64 de los 190 NDC analizados incluyen referencias a mujeres o al género. De estos, varios solo mencionan al género en el contexto de su estrategia nacional de desarrollo sustentable y no específicamente en relación con las políticas de cambio climático (ej. India).
  • Los 64 países son países No Anexo I. Esto es significativo por varias razones. En primer lugar, destaca que el género es rara vez percibido como una consideración importante dentro de las estrategias de mitigación (las cuales son el foco principal de los países Anexo I). Segundo, dado que la mayoría de los compromisos establecidos en los NDC son condicionados para los países No Anexo I, esto realza la vulnerabilidad de los compromisos existentes con los derechos de las mujeres y la igualdad de género en el contexto de las políticas nacionales de cambio climático.
  • El contexto en el que se mencionan las mujeres y el género es frecuentemente el de la adaptación (27 países); seguido de la mitigación (12 países); la ejecución de los compromisos (9 países); y el fortalecimiento de capacidades (5 países). Sin embargo, alrededor de un tercio de los países se refieren a las mujeres o al género como elemento transversal o integral en uno o más sectores relevantes (22 países).
  • De estos 64 países, la forma más común de caracterizar el papel de las mujeres es como grupo vulnerable (WVG). 34 NDC se refieren explícitamente a las mujeres de esta forma.
  • Las mujeres son caracterizadas como beneficiarias de las políticas o proyectos en 21 NDC, de las cuales casi la mitad se refieren a la adaptación y la otra parte a la mitigación. Una manera común de considerar la transición a energías limpias como benéfica para las mujeres es a través de los beneficios a la salud de combustibles más limpios para estufas o la reducción del trabajo doméstico y de cuidado no remunerado.
  • 15 NDC se refieren a las mujeres como importantes tomadoras de decisiones o como actores relevantes en el contexto de formulación de políticas de cambio climático, y sólo 6 NDC se refieren a las mujeres como agentes o motores de cambio.
  • Existe una ausencia casi completa de presupuestos que respondan a las cuestiones de género en los NDC. El NDC de Gana cuantifica el costo que representa su programa para incrementar la resiliencia de las mujeres al cambio climático, y el NDC de Jordania se compromete a asegurar que los mecanismos de financiación para la mitigación y la adaptación abordarán las necesidades y condiciones de las mujeres pobres.
  • De los NDC que hacen referencia sobre género, 34 sugieren que el proceso de desarrollo del NDC fue participativo.
  • En total, 18 NDC incluyen referencias a los derechos humanos. De estos, 4 mencionan los derechos humanos, pero no el género o las mujeres.
  • Solamente Liberia y Perú identificaron legislación específicamente desarrollada para abordar la intersección del cambio climático y el género. La legislación peruana sigue en proceso de desarrollo.

 

 

App Gender Climate Tracker para iOS y Android.

Descarga la app a tu móvil para acceder a la información de manera offline.

App Store   Google Play

¡Conviértete en Gender Climate Tracker!

Comparte documentos relevantes y  ayúdanos a mejorar la plataforma.

Únete a MGCC.